domingo, 25 de mayo de 2014

Aguja y Pico del Alba por los Ibones del Alba (15-08-2013)

Estaba revisando las fotos de otros años para incluirlas en esta entrada (por eso parece que las nubes van y vienen). Resulta que hace ya ocho años desde que subimos al Pico del Alba, por Paderna. Fue uno de nuestros primeros tresmiles por Benasque, o lo que es lo mismo, uno de los primeros tresmiles a secas. Desde entonces hemos subido unos cuantos, más o menos difíciles, y entre ellos están el Diente y la Muela, también por Paderna, aunque con la dificultad añadida de ascender por la canal que queda entre ambos. 

Cuando sacas todo el macizo Aneto-Maladeta la zona del Pico del Alba apenas destaca, pero está ahí, en el centro.
Pico del Alba y Aguja del Alba como los veremos durante la subida.
Y nos quedaba la Aguja. En esa primera ocasión en el Pico del Alba sabíamos que estaba, pero recuerdo que no fuimos capaces de identificarla así que ni lo intentamos. Pero por aquello de ir tachando nos planteamos la ascensión el verano pasado, variando un poco la ruta, esta vez por los Ibones del Alba, recomendables por si mismos, no necesitan un tresmil por encima para que merezca la pena visitarlos.
Ibón Inferior del Alba.

Recorrido: Balneario de Benasque (1.680 m) - Ibón Inferior del Alba (2.255 m)- Ibón Superior del Alba (2.452 m) - Aguja del Alba (3.054 m) - Pico del Alba (3.118 m). Vuelta por el mismo camino.
Distancia (ida y vuelta): 10,42 km
Desnivel (positivo): 1.501 m
Duración (total, con paradas): 8 h 20 min
Dificultad: Difícil (PD según las guías). Trepada de acceso a la arista de la Aguja. Arista corta, de buena roca, pero aguda
Enlace a wikiloc:http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6723948

Dejamos el coche junto al Balneario de Benasque (saliendo del pueblo valle arriba y tras unos cuantos kilómetros abandonamos la carretera y bajamos al Plan de Turpí, cruzando el río y siguiendo hasta el feo edificio del balneario). Hacia el Norte, en dirección hacia la parte alta del valle, sale un marcado sendero balizado hacia la Aigualluts, más o menos manteniendo cota cruza un par de pedreras hasta llegar a una torrentera (Canal del Turonet). Sin cruzarla, tomamos el sendero que asciende (ojo, asciende, que aquí la cuesta es buena) a nuestra derecha (marcas de pintura).
Dejamos el coche y echamos a andar. Bajaremos unos metros para tomar el inicio del sendero.
Sendero balizado y muy marcado...
...que abandonamos antes de cruzar la canal del Turonet.
El sendero va remontando paralelo a la torrentera, dejándola a nuestra izquierda. Por experiencia, este primer tramo es poco recomendable si no se madruga y se va tarde al monte, a no ser que el objetivo sean los ibones y un chapuzón, ya que hay poca sombra y el sol casca de verdad.

El sendero cruza uno de los brazos de la torrentera y nos deja frente a un espolón rocoso por el que hay que subir y donde habrá que poner las manos para salvar alguna de las rocas, para luego cruzar un nuevo brazo, ahora por el sendero tallado en una especie de medio embudo conduciéndonos a un collado y, por fin, a la hierba.
Hemos remontado la mayor parte de este fuerte desnivel inicial y cruzamos un brazo del torrente.
Un poco más arriba tendremos que poner las manos.
Saliendo finalmente a una especie de collado tras el que la pendiente se suaviza..
Ahora empieza, en mi opinión, la parte más bonita del recorrido. Vamos encadenando una serie de pequeños valles colgados (primero Noreste, luego este y finalmente sureste), rodeados de pinos retorcidos, con hierba a nuestros pies y con roca caliza a nuestro alrededor.
Avanzamos por uno de los valles.
De vez en cuando merece la pena pararse y mirar atrás, o a los lados.
Los valles, cortos, se van sucediendo.
Aparecen, aunque todavía lejos, los objetivos del día y la Cresta del Alba a su derecha.
Nos paramos.Los pinos retorcidos posan pacientes para las fotos.
Los hitos igual.
Así, manteniéndonos casi siempre por el fondo del valle, excepto cuando se acaba y hay que subir al siguiente, vamos ascendiendo poco a poco hasta llegar al Ibón del Alba. Primero encontraremos el sumidero donde el agua desaparece (copio "La cueva de Alba es un interesante sistema kárstico que filtra las aguas del lago del Alba, que resurgen en el fondo del valle del Ésera, en las Fuens d'Alba, bajo la cueva del mismo nombre. El sistema de Alba tiene un recorrido subterráneo de 3.500 m y un desnivel de 500 m...". Guía Alpina). Siguiendo paralelos a este pequeño curso de agua llegaremos al Ibón Inferior del Alba. 

Las vistas al otro lado del valle: núcleo del Perdiguero
Estamos llegando al ibón y aparece el curso de agua. Lo seguimos.
Ibón Inferior del Alba, acercándonos ya a su parte posterior. Miramos atrás, el sol está entrando y dibuja reflejos en su la calmada superficie del Ibón.
Cruzamos el desagüe del ibón y, dejando el ibón a nuestra derecha, nos vamos acercando, paralelos a su orilla, hasta su parte trasera. Ahora el camino asciende, (Sureste, hitos, marcas de pintura azul) entre bloques, canchales y rododendros, para luego ir suavizarse la pendiente y girar a hacia el Suroeste hasta aparecer sobre la cubeta de un nuevo Ibón.
El sendero remonta la cubeta por la parte trasera izquierda del ibón, según nuestro sentido de la marcha. Rastros de senda, hitos y algunos puntos de pintura azul nos van marcando el camino.

El camino, antes de girar a nuestra derecha, se encajona en una corta canal y los bloques aumentan de tamaño.
A nuestros pies, el Ibón Inferior del Alba.
Sobre el Ibón, saliendo de la canal.
Tras faldear a la derecha llegaremos al Ibón Superior del Alba (hay uno intermedio alejado del camino que apenas llegamos a ver) rodeado por la cresta del Alba.
No bajamos al ibón: tenemos el Pico sobre nosotros y ya se ve que aún nos queda un rato, así que este ibón para otra ocasión. Seguimos los hitos que remontan (Sureste), primero con hierba, canchales y bloques aislados, hasta encontrar un pequeño escalón donde deberemos ayudarnos de las manos.
Cresta del Alba desde las cercanías del ibón Superior.
Según subimos vemos que un grupo de escaladores avanza por ella.
Pero nosotros, a dedicarnos a nuestra ladera. Nos dirigimos siguiendo los hitos a esa especie de collado del centro de la foto.
Nuevamente el Perdiguero, al otro lado del valle.

Y lo que nos queda por delante. Al menos un par de líneas de hitos siguen variantes diferentes para al final llegar a esa especie de collado.
Mirada atrás. Aparece el ibón que nos faltaba y se aprecia la ladera que acabamos de subir.
Superada esta pequeña dificultad entramos en una amplia ladera pedregosa que nos conduce a una especie de rellano cubierto de bloques. Frente a nosotros (Sur) tendremos el Pico del Alba. Buscamos hacia la derecha donde la arista parece comenzar a descender, una especie de antecima si vienes de  la cresta de los Gendarmes del Alba, incluso llegamos a ver un hito, y manteniéndolo como referencia vamos ascendiendo sin sendero definido por los bloques hasta alcanzar la cresta y esa primera torre. Nos asomamos y vemos más abajo la Aguja. Toca descender.

Subiendo hacia el rellano. Nos dirigiremos hacia el pico más alto que aparece en la foto.
Aún no lo teníamos claro, pero la pequeña pirámide del centro de la foto es la Aguja del Alba. En cualquier caso no nos dirigimos directamente a ella.
Si no que ascendemos por la pedrera hacia esa primera torre en  la cresta con un hito que destaca bastante. Realmente no es necesario subir a ella, pero es una buena referencia.
Ya en la cresta miramos hacia el oeste, hacia la cresta del Alba, y vemos la Aguja (centro de la foto) pero también vemos que por la cresta no podemos progresar así que tocará bajar por la ladera por la que hemos subido.
Cuando estamos en este punto aparecen otro par de montañeros. Van también en busca de la aguja. Ya siendo cuatro abandonamos la cresta y descendemos dejando una especie de contrafuerte a nuestra izquierda (Oeste). A nuestra izquierda, al otro lado del contrafuerte, aparece el inicio de un corredor descompuesto. Lo cruzamos por su parte alta y tomamos una vira en ascenso que nos deja bajo la Aguja del Alba.
Bajando. El contrafuerte irá quedando a nuestra izquierda.
Hasta que lo cruzamos para cruzar el inicio de una canal descompuesta.
Frente a nosotros, al otro lado de esa canal, aparecerá una vira por la que subiremos.
En la vira, solo que la foto esta tomada en la bajada.
Desde donde estamos es una pirámide de granito con una brecha a su izquierda. El problema es que de la brecha, que parece el punto más fácil para acceder, nos separa una buena placa de granito. Dejamos las mochilas y me meto en la placa, lo dicho buen granito con bastantes agarres, así que asciendo (¿II?; ¿II+?) hasta la brecha. Al otro lado una buena caída.

Aguja del Alba y brecha a su izquierda a la que tenemos que llegar. Se aprecia lo agudo de su corta arista.
En las placas de granito que nos conducen a la brecha (foto también de la bajada). Buen granito con muchos agarres pero que por supuesto pide ir con mucho cuidado.
Sin soltar las manos asciendo poco a poco los no más de diez metros de aguda arista que me separan de la cima. Los demás, aunque con dudas al principio por lo expuesto de la placa y lo agudo de la arista (supongo que piensan, "si ha subido éste, nosotros no vamos a ser menos"), van llegando a la pequeña cima, apenas entramos los cuatro, de la Aguja del Alba (3.054 m; 3 h 50min).
Los primeros van llegando a la brecha.
Para uno tras otro ir salvando la arista.
Es corta y con buenos agarres, pero la caída  a ambos lados hace que te lo pienses.

Sacamos unas fotos de las vistas, pero no hay sitio, así que descendemos con cuidado por donde hemos subido; volvemos a cruzar el inicio de del corredor descompuesto y subimos prácticamente hasta el hito de la antecima. 
En la cima, de espaldas a la cresta que vine del Pico del Alba, y probablemente mirando abajo, a la brecha y la arista que acabamos de pasar.

Cresta del Alba.
Y mirada hacia arriba, hacia el Este: Pico Sayo, Cordier, Bondidier, Madaleta...

Nuestros compañeros ya bajan, ellos han estado primero en el Pico. Nosotros en cambio vamos flanqueando sin camino definido (Este) por los bloques (evidentemente por la ladera norte del Pico del Alba) en busca de una canal bastante tumbada que hemos visto cuando subíamos. Subimos y bajamos en función de los pasos que encontramos en los bloques, pero finalmente llegamos a esa canal (hitos) por la que subimos hasta la cresta, una vez arriba continuamos por la misma en dirección Sur para llegar sin más complicaciones hasta el Pico del Alba (3.118 m; 4 h 25 min).

Canal por la que accederemos a la cresta.
Cresta hacia el hito cimero. Aunque parece complicada realmente no lo es.
Ya estamos llegando.
Pico del Alba.
Hay que asomarse para ver la aguja.Y la verdad es que queda bastante abajo.
Al Este, y bastante cerca, unos cuantos montes por los que ya hemos andado, algunos en este blog y otros no: Diente y Muela del Alba, Delmás, Mir, Sayo, Cordier, Maladeta. Nos quedan el Pico de la Rimaya y Le Bondidier...algún día.
Más lejos, hacia el Noroeste, empiezan a surgir las nubes en los núcleos del Posets y el Perdiguero.
La bajada será tranquila, por el mismo camino y parando en el Ibón Inferior del Alba. No me resisto a incluir más fotos del entorno. 









 Por último, altimetría.



  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada